Disfruta tu equipo

Las cámaras dejan de funcionar, los objetivos se desajustan, los flashes se caen y se rompen… Y, lamentablemente, esas cosas pasan independientemente del cuidado que tengamos con el equipo. Incluso a veces las cámaras se estropean estando guardadas en el armario…

Son cosas que pasan.

Cuida tu equipo pero no tengas miedo por él, podría romperse por cualquier motivo de todos modos… Así que disfrútalo en cada foto, llévalo al límite. Y, si tiene que romperse, que sea haciendo una gran foto mejor que en la estantería.

La ropa sucia es mucho más fácil de arreglar, así que… ¿Vas a perder un buen ángulo por no tumbarte en el suelo? Disfruta!!

Muchas gracias Irene por la foto! (tomada entre flashes)