Entrenando con rugbyguada

Hace unos días, la gente del Club Rugby Guadalajara (de los que ya os enseñé algunas fotos del día del rubgy playa) se puso en contacto conmigo para ver si podíamos hacer algunas fotos juntos… Ellos pensaban en una felicitación navideña, yo pensé inmediatamente en un calendario, pero dadas las fechas en las que estamos, dejaremos el calendario para más adelante…

Así que el viernes nos acercamos a las pistas de la Fuente de la Niña a ver el entrenamiento y hacer algunas fotos… La escena era muy diferente respecto al día del rugby playa. Al igual que en interiores, las fotos de deportes por la noche llevan a nuestro equipo al límite, ISOs altas y la máxima apertura disponible puede no ser suficiente para tener el tiempo de exposición necesario para detener el movimiento de los jugadores o el balón. Con la poca luz que había descarté directamente utilizar el teleobjetivo (Queridos reyes magos…) y fui alternando el 17-70mm y el 50mm para tantear algunas opciones hasta decidir la línea que quería seguir…

Merece la pena hacer algunas pruebas con el flash sobre la cámara, aunque sea para comprobar que muchas veces mata totalmente la “atmósfera” y que hace cerrar los ojos a los jugadores, lo que no es buena idea en general 😉

Mi plan original de usar otro flash externo en TTL se desvaneció al no poder sacar a los jugadores del entrenamiento para hacer retratos, ya que al día siguiente jugaban tanto el equipo masculino como el femenino. Aunque en la zona de práctica de melé el flash es imprescindible:

Así que finalmente opté por apagar el flash y utilizar sólo el 50mm f1.8, que no es nada apropiado para fotos en movimiento (por lo lento que es al enfocar), pero al ser tan luminoso nos regala un paso extra de luz que puede salvar la situación. Y en vez de intentar captar jugadas, llevé el reportaje más hacia la felicitación navideña, con encuadres más abiertos y bastante espacio disponible en las fotos para añadir los buenos deseos para el año que viene y los logotipos de los patrocinadores…

Así que si recibís una felicitación navideña de @rugbyguada con alguna de estas fotos sabréis un poco más sobre cómo están hechas y, más interesante, porqué son así. Por cierto, esa noche hacía mucho frío (1ºC)… Au! Au! Au!

Mi propuesta de hacer un calendario para el año que viene sigue en pie… Eso sí, lo haremos en verano, fuera de la temporada de competición y desnudarse será opcional 😉