The Post-it Affair

“Tengo una idea para hacer unas fotos…”

Así empezó a rodar la sesión The Post-it Affair que os enseño hoy. Le regalamos a una amiga unos Post-it con mensaje, para ir pegando por la casa o donde fuera y ella pensó pegarlos en lugares más interesantes… Así que le dimos un par de vueltas, dejamos la idea reposar un tiempo, buscamos dos amigos que posaran pacientemente para nosotros, le dimos otro par de vueltas, pedimos sushi y nos pusimos a ello.

Si lo habéis hecho alguna vez ya sabréis que trabajar con alguien posando (y con gente ayudándote) es un poco (mucho!) más estresante que hacer un bodegón. El tiempo vuela y no es fácil dirigir a la modelo y que esté lo más cómoda posible, comunicar al resto del equipo lo que necesitas para hacer las fotos, estar pendiente de las luces, decidir cuándo una foto no está funcionando y es mejor dejarla e intentar otra cosa, gestionar las expectativas de todos, lidiar con “El Productor” (unas veces real, otras virtual) sobre cómo tienen que hacerse las cosas, etc, etc, etc… He dicho ya que el tiempo vuela? Luego viene la solitaria e ingrata fase de edición, elegir qué fotos “van” y cuales no, imposible acertar para todos… Y si hay dinero de por medio ya la cosa se complica mucho más.

Pero no por eso es menos cierto que es muy gratificante trabajar con gente (y más si son amigos, como en esta ocasión), siempre salen nuevas ideas que evolucionan el plan inicial, descubren cosas que a ti se te habían pasado, disipan un poco los nervios por “hacerlo bien” (aunque también pueden producir justo el efecto contrario!!), te empujan a superarte a ti mismo y al final, a pesar de todo, hacen que la experiencia haya sido muy buena.

Pero es haciendo cosas difíciles como mejoramos, así que… Si no lo habéis hecho aún. Hacedlo. Llamad a vuestros amigos y montad algo. Y por supuesto, no olvidéis darles las gracias al acabar, tampoco es nada fácil para los que están al otro lado de la cámara.

Gracias!!!

Aquí os dejo las fotos, pinchad sobre ellas para verlas en grande.

 

The Post-it Affair
The Post-it Affair