De rally nocturno

A finales del año pasado me acerqué con un amigo a ver uno de las pruebas del “III Rallye Comunidad de Madrid – RACE”, última prueba puntuable del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto 2012. Nuestras opciones pasaban por ir a ver un tramo nocturno el viernes o un par de ellos durante el día el sábado. La noche oscura siempre llama, así que nos decidimos a ver el tramo cronometrado de Navafría. Cámara, flash, trípode y mucha mucha ropa de abrigo. Brummm!!

Siguiendo las recomendaciones de Edu, nuestro colega y gurú particular de los rallies, fuimos temprano para poder meter el coche en el tramo antes de que cortaran el tráfico y localizar el mejor sitio del recorrido para hacer algunas fotos, que ya habíamos elegido previamente estudiando el mapa del trazado… Y que, por supuesto, era el mejor sitio, ya que cuando llegamos había un montón de gente, un puesto de bebidas y una zona reservada para fotógrafos acreditados. 😀

Conseguimos aparcar tres kilómetros más allá y volvimos andando a nuestra curva. El lugar era una horquilla a derechas, un giro de 180 grados en la zona de bajada del tramo, por donde los coches pasarían relativamente despacio, pero viniendo de una bajada larga llegarían con mucho ritmo y los discos de freno al rojo vivo. Ya que los fotógrafos acreditados estaban justo en el vértice de la curva (y bloqueaban la vista desde el interior de la misma) decidimos cruzar a la ladera de enfrente y ver los coches desde arriba.

Era noche cerrada, y cuando llegan los coches lo primero que sorprende es el ruido que hacen, especialmente al resonar en el bosque y las montañas cercanas. Los rugidos de motores se escuchan unos segundos antes de que se empiece a iluminar la carretera y aparezcan las primeras luces rompiendo la noche. Una última curva antes de la horquilla y… Vamos allá!

Rally de Madrid

Un instante y cambia el ruido del motor, frenada fuerte antes de la curva y vemos pasar los discos de freno al rojo vivo. Impresionante, no esperábamos que se vieran tan bien, claro que para sacarlos en las fotos hay que exprimir la cámara al máximo: Nada de flash, 1/400 para no sacar el coche movido y ISO 6400 para poder captar el rojo.

Rally de Madrid

 Hasta aquí la única luz que hay es la de los faros del coche, pero un momento después, al entrar en la horquilla, los flashes de las cámaras hacen que se parezca de día durante unos instantes. Aquí se puede ver a José Marbán e Iñaki Paez comenzando el derrape iluminados por los fotógrafos del interior de la curva.

Rally de Madrid

Para un reportaje como este hay varios puntos críticos: Uno es el enfoque, ya que hasta que no pasan los coches está totalmente a oscuras. Preenfocar bien es la clave, y también guardarse algo de profundidad de campo para compensar las diferentes trazadas que hacían los pilotos. Aparte de para iluminar a los coches, los fotógrafos del otro lado de la carretera resultaron de bastante utilidad, ya que pude utilizarlos para preenfocar a esa distancia. Otra cosa a tener en cuenta es evitar que las baterías se enfríen demasiado (estábamos a 3ºC) para que no se agoten enseguida ya que les daremos bastante uso, disparando en ráfagas y exprimiendo al flash a tope. Y por último es también muy importante no congelarse uno mismo, tomar un buen vaso de caldo y acercarse a alguna hoguera cercana siempre ayuda a mantener las manos calientes y la cabeza ágil para improvisar, buscar otros encuadres, probar esto o aquello… Teniendo en cuenta que una vez que empieza la tanda no puedes cambiarte de sitio, y de que pasa un coche cada dos minutos, no hay tiempo que perder.

Toda la primera tanda la hicimos desde lo alto de la ladera exterior de la curva. Pero para la segunda los fotógrafos acreditados se fueron a otro sitio, así que aprovechamos y nos bajamos al vértice, desde donde podíamos cazar a los coches desde mucho más cerca. 

Rally de Madrid

A pesar del frío lo pasamos bastante bien, mereció la pena ir al tramo nocturno, por el ruido, la luz, los faros, los frenos… Ya iremos el año que viene a uno por el día para ver las diferencias. Y también tengo bastantes ganas de ir a un rally sobre tierra, así que habrá que ir mirando el calendario. Aquí os dejo algunas fotos más de la noche, que también podéis ver en mi cuenta de 500px.